lunes, 28 de abril de 2014

Contra la injerencia de Maduro en elecciones de Panamá

Autores:
Luis Alberto López Rafaschieri y José Alberto López Rafaschieri
www.morochos.org

En las elecciones generales de Panamá, el 4 de mayo, el gobierno venezolano ha hecho abierto proselitismo en favor de uno de los candidatos (ver video abajo).

Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela, ha dicho que espera que el próximo gobierno de Panamá sea torrijista, haciendo honor a la labor del ex dictador panameño Omar Torrijos, quien operaba con un brazo político constituido bajo el nombre de Partido Revolucionario Democrático (PRD) cuyo candidato para las elecciones de 2014 es Juan Carlos Navarro.

Arias, en cambio, es el candidato de Martinelli, quien ha gobernado sin seguir los esquemas del atrasado socialismo, y ha sido uno de los presidentes latinoamericanos que no ha podido ser comprado por el chavismo para desmantelar la democracia en pro de una revolución comunista dirigida desde La Habana. El gobierno de Martinelli fue quien pidió discutir la crisis venezolana de 2014 en la OEA, y consiguió un derecho de palabra para María Corina Machado. Además, Arias ha dicho que mantendría la postura de Martinelli con respecto a Venezuela, mientras que Navarro y Varela han evitado el tema deliberadamente.

José Domingo Arias parece ser el candidato que menos sospechas deja sobre una posible injerencia del gobierno venezolano.



Artículos relacionados:

viernes, 18 de abril de 2014

Necesaria renovación del liderazgo opositor

Autores:
Luis Alberto López Rafaschieri y José Alberto López Rafaschieri
www.morochos.org

Versión en español de la entrevista que dimos para la revista italiana "Agora Magazine". En esta oportunidad, hablamos sobre la realidad actual de la política venezolana, tocando aspectos como la división dentro de la oposición y las causas-efectos de las protestas. Además, expresamos nuestra perspectiva sobre la necesidad de una renovación del liderazgo opositor, y del diálogo iniciado entre el gobierno y los altos representantes de la Mesa de la Unidad Democrática.

En una parte de la entrevista, dijimos: "Hay que formar un liderazgo que logre conectarse con los sectores rurales y pobres de la población, no sólo con el Este de Caracas. Es muy difícil identificar al venezolano promedio con alguien que viene de una familia de banqueros y ricos empresarios".


Artículos relacionados:

viernes, 11 de abril de 2014

Ingenua celebración opositora del diálogo

Autores:
José Alberto López Rafaschieri y Luis Alberto López Rafaschieri
www.morochos.org

Muchos opositores amanecieron celebrando el debate de anoche, "les cantaron las verdades", dicen en las redes sociales... Nuestra perspectiva es que ese diálogo lo convocó el gobierno para enfriar la crisis política, después que pase el alboroto, lo clausurará, y la MUD no sacará de allí ni una sola concesión. Además, desde antes de comenzar, el bendito diálogo ha tenido el poder de agudizar las divisiones entre los opositores.

El fulano diálogo fue como ver una versión mini de la Asamblea Nacional 2010 en sus principios, con la oposición generando la expectativa de que salir ante cámaras era lo que hacía falta.

Allí se hizo exactamente lo que planeó el gobierno. Vimos esa terapia de grupo de principio a fin y, nos van a perdonar los fanáticos, pero el chavismo ganó ese debate. Capriles, por cierto, intervino muy mal.


Artículos relacionados:

martes, 1 de abril de 2014

María Corina culpable, Juan Caldera ¿inocente?

Autores:
Luis Alberto López Rafaschieri y José Alberto López Rafaschieri
www.morochos.org

La diputada María Corina Machado se quedó sin curul por un asunto interpretativo. Pero Juan Carlos Caldera sigue con su curul de diputado pese a un delito claro, probado y confesado. No nos pidan ser caprileros.

Si revisamos la gravedad de las acciones, a María Corina ni siquiera la dejaron hablar en la OEA, y muy poco se puede decir en concreto de su accionar, mientras que el financiamiento irregular en el que estuvo involucrado Juan Carlos Caldera, implicó desvirtuar la sana competencia electoral, mentir al pueblo, vínculos secretos con el chavismo y un acto de corrupción innegable.

Lo de Juan Caldera ya va para dos años, sin embargo, el chavismo no se acordó más de aquellos hechos, nadie sabe qué pasó con la investigación, o si habrá consecuencias, más allá del desprestigio ante la opinión pública. Lo de María Corina, en cambio, en menos de 15 días se resolvió. 

No es sólo el simpatizante de oposición el dividido, hasta para el gobierno parecen existir dos oposiciones.


Artículos relacionados: