lunes, 15 de diciembre de 2014

No es culpa del petróleo

Autores:
Luis Alberto López Rafaschieri y José Alberto López Rafaschieri
www.morochos.org

Arabia Saudita, el principal exportador de crudo del mundo, ha visto cómo se ha derrumbado el precio del petróleo en los mercados internacionales, pero su economía, en 2014, presenta niveles de crecimiento que están por encima de 3%, con una inflación de 2.6%, y su moneda vale 3.75 unidades por dólar.

Noruega también es un importante productor petrolero, sus barriles diarios exportados son aproximadamente los mismos que los de Venezuela, así que la baja en los precios mengua sus ingresos nacionales. No obstante, su economía, en 2014, está creciendo más de 2%, con una inflación de 1.9%, y con 7 unidades de su moneda se compra 1 dólar.

Y si nos movemos más cerca de Venezuela, tenemos el ejemplo de México, un país latinoamericano productor de petróleo, con cifras de barriles diarios exportados similares a las de Venezuela. En México también pesa que bajen los precios del oro negro, sin embargo, en 2014, su economía está expandiéndose a un ritmo de 2.2%, con una variación de precios de 4%, y su moneda se cotiza en menos de 20 unidades por dólar.

De manera que no, no es culpa de que esté cayendo el valor del petróleo que la economía venezolana tenga 4 trimestres consecutivos de contracción, una inflación que supera el 70%, una escasez parecida a la de Cuba y una devaluación de la moneda de más de 100%. Otros países petroleros están siendo afectados por el mismo bajón de precios, con la diferencia de que en ellos no están presentes las otras causas que están quebrando a Venezuela, esto es, el socialismo y uno de los gobiernos más corruptos e ineficientes que ha sufrido país alguno.

2014 es un año de comparación, mas no es la única vez que Venezuela se queda atrás ante el desempeño económico de otros exportadores petroleros. En 2009-2010, Venezuela registró 5 trimestres consecutivos de recesión económica, fenómeno que no se vio en los otros exportadores de crudo. Asimismo, la devaluación de la moneda venezolana y la inflación son una de las peores del mundo en los pasados 15 años, algo que no conocieron Arabia Saudita, Noruega o México durante esta inolvidable bonanza petrolera.

Que los precios del petróleo caigan, afecta a los países exportadores, es verdad. Lo que no es cierto, es que una nación petrolera, cuando bajan los precios de la energía, deba necesariamente maxi-devaluar su moneda, caer en hiperinflación y ver cómo se desploma su economía. Arabia Saudita, México y Noruega nos lo han demostrado contundentemente, y sin tener que recurrir a complicados sistemas cambiarios, políticas de "precios justos" ni expropiaciones.

Otros países tienen petróleo, pero no son gobernados por chavistas. Los malos resultados económicos de Venezuela son culpa del PSUV y sus 15 años malgastando los recursos del país.


Artículos relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Advertencia: Comentarios moderados. Si te expresas con groserías o insultos, tu comentario no será publicado.