jueves, 30 de septiembre de 2010

La crisis en Ecuador

Autores:
Luis Alberto López Rafaschieri y José Alberto López Rafaschieri
www.morochos.org

La grave crisis de gobernabilidad que vive Ecuador aparentemente comienza con el severo recorte de beneficios laborales que Correa aplicó a los empleados públicos, lo que llevó a que muchos policías, trabajadores del gobierno y hasta militares cerraran aeropuertos, carreteras y protagonizaran protestas en varias ciudades del país. Según la presidencia, la situación no es más que un intento de golpe de Estado ideado por la oposición, pero para nosotros, la crisis es el resultado de la pérdida de liderazgo de Correa y su agenda legislativa.

La pérdida de liderazgo de Rafael Correa está relacionada a la crisis porque los últimos sondeos de opinión indican que se ha reducido el número de ciudadanos que apoyan su mandato, descontentos por la falta de soluciones a sus problemas. Entre otras cosas, esa pérdida de apoyo popular de Correa se debe a la pobre gestión que este político ha hecho del presupuesto ecuatoriano, proceso que ha perjudicado seriamente las finanzas públicas de la nación, ha reducido el dinero que se destina a programas sociales, y ha obligado al gobierno a aplicar estrictos recortes al gasto para intentar balancear sus cuentas.

Mas no podemos dejar por fuera el tema legislativo en la crisis, el estilo autoritario del presidente viene provocando importantes tensiones entre éste y el congreso, visto que la mayoría de los legisladores se ha negado a aprobar las leyes que Correa considera clave para su proyecto político. En detrimento de la estabilidad de Ecuador, la respuesta de su presidente no ha sido buscar acuerdos o intentar otras alternativas democráticas a las trabas que le ha presentado el congreso, sino que Correa ha replicado a los diputados que lo adversan amenazándolos con disolver al poder legislativo; choque de poderes que ha contribuido a gestar el caldo de cultivo para que se rompa la gobernabilidad en todo el territorio.

Hasta ahora reina la incertidumbre y no sabemos en qué parará todo esto, pero lo cierto es que Correa insiste en uno de los errores causantes del aprieto: Creó la crisis con extremismo y como respuesta ofrece represión y cero diálogo.


Artículos relacionados:

1 comentario:

  1. Si el golpe lo diera una izquierda radical les dirían antidemocráticos, pero como es la derecha la que ataca a la izquierda está bien justificada, es más hasta se lo merece, y si lo asesinan mejor para ustedes. No señores, la derecha radical mexicana no solo ha aumentado los salarios a sus altos funcionarios gubernamentales, sino que ha metido en una crisis, económica y de seguridad al país por sus medidas autoritarias que justificaría mucho más un golpe de estado. Pero de ninguna un cristiano puede avalar la toma del poder violentamente como lo hacen los derechistas como pinochet y los estados unidos de norteamerica que se ha alejado de Dios. En verdad no entiendo como con un pensamiento cristiano pueden avalar a la derecha catolica de latinoamerica.

    ResponderEliminar

Advertencia: Los comentarios en este blog son revisados. Si te expresas con groserías o insultos tu comentario no será publicado.