miércoles, 9 de enero de 2008

Las erradas políticas económicas de Chávez son las culpables de la hiperinflación

Autores:
Luis Alberto López Rafaschieri y José Alberto López Rafaschieri

www.morochos.org

El Teniente Coronel Hugo Chávez Frías, Presidente de Venezuela, asumió el cargo en 1999 y su gobierno nunca ha podido mantener la inflación por debajo de dos dígitos. Desde 1999 hasta 2007, los precios vienen subiendo a una tasa promedio anual de más de 18%, erosionando la capacidad de los venezolanos para comprar bienes y servicios. Además, los altos precios elevan los costos de producción de las empresas que operan en Venezuela, lo que también pone en riesgo las fuentes de empleo de miles de trabajadores.

Consecuencias para los venezolanos

Una de las grandes farsas que el gobierno quiere hacer creer sobre Venezuela en el exterior, es que las políticas sociales de Hugo Chávez ayudan a los pobres. Sin embargo, cualquier nacional o extranjero puede corroborar cómo el actual Presidente de Venezuela, no ha hecho nada para que la inflación deje de estar entre los problemas más serios que enfrentan los venezolanos.

Uno de los factores que afectan la calidad de vida de una nación, es la tasa a la que los precios se incrementan, es decir, la inflación. Los países con baja inflación permiten que los ciudadanos compren con su salario, casi la misma cantidad de bienes y servicios que el año anterior. En cambio, aquellos lugares del mundo en donde la inflación está fuera de control –este escenario ocurre generalmente cuando los precios se alteran en más de un dígito al año- acontece todo lo contrario.

En Venezuela, solamente durante el gobierno de Chávez, la inflación acumulada de nueve años es de 163,6%, lo que es igual a decir que hoy día los venezolanos pagamos 163,6% más por los bienes que consumimos que cuando Chávez comenzó a gobernar. Lo mismo sucede con las empresas del país, quienes luego de nueve años de Chávez, necesitan 163% más bolívares para fabricar las mismas cantidades que producían hace nueve años.

El Ejecutivo Nacional y el BCV son los responsables

Según la Constitución, el Presidente de la República, el Ministro de Finanzas y el Banco Central de Venezuela, son los responsables de elaborar las políticas que permitan estabilidad de precios y desarrollo económico. Pero si nos fijamos en lo que estos actores han permitido que ocurra con la inflación durante los últimos años, pareciera que a nuestras autoridades se les olvidaron los mandatos constitucionales en materia económica.

Irónicamente, el Presidente Chávez ha enfrentado las violentas alzas de precios despidiendo a todos sus Ministros de Finanzas, utilizándolos como chivos expiatorios que carguen con el fracaso del gobierno. Pretendiendo ocultar que, en Venezuela, son los errados lineamientos presidenciales los que guían a estos Ministros y al Banco Central -institución que le es incondicionalmente servil-. Estas improvisadas políticas económicas que diseña Chávez continúan año tras año, y Ministro tras Ministro, erran el blanco y empobrecen a los venezolanos.

A principios de 2008, Chávez acaba de anunciar que reducir la inflación será uno de sus objetivos cardinales para este año y autorizó a su nuevo Ministro de Finanzas, Rafael Isea, para que presentara el plan que combatirá la inflación durante este año.

Pero el plan consiste básicamente en más de lo mismo: Creación de más bancos estatales que -supuestamente- darán facilidades de crédito a los productores de alimentos y agilizarán el acceso a dólares CADIVI para los importadores de medicinas, alimentos y productos de primera necesidad.

Todo bajo el equivocado supuesto de que la economía venezolana está tan fuerte que los productores nacionales no logran cubrir la demanda interna, por lo que trabajan a máxima capacidad y no pueden elevar la producción a corto plazo.

Pura retórica vacía, que lanza promesas que no se cumplirán a la población, en lugar de atacar el problema real de la economía chavista: el desenfrenado despilfarro público.

El BCV por su parte, ha venido actuando como la caja chica del Presidente. Sus directores han sido tan irresponsables que han preferido satisfacer su inclinación partidista hacia Chávez, antes que velar por los intereses del país. El BCV sigue inundando de liquidez a la calle para complacer el populismo de Chávez y las consecuencias seguirán sintiéndose en los precios.

Este año la inflación será peor

El nuevo Ministro de Finanzas cree que puede burlarse de los venezolanos y nos ha prometido 11% de inflación para este año. Lo mismo dijo el Ministro anterior y la inflación terminó en 22,5% en 2007.

La escasez ha empeorado, las tasas de interes han subido, el gobierno sigue gastando sin control -incrementando su deficit fiscal- y la inversión privada ha decrecido.

Sin mencionar las serías dudas que nosotros tenemos sobre las cifras de inflación que presenta el gobierno, porque pensamos que estas cifras están manipuladas. Si comparamos por nuestra cuenta algunos precios de bienes básicos, la verdadera tasa de inflación de 2007 debe de haber estado por encima del 30%. Y para 2008, la inflación podría ubicarse entre 30 y 40%, en un escenario normal.

Ya es una realidad que el gobierno del Presidente Chávez no puede con este problema histórico que tenemos los venezolanos. Durante nueve años, en materia de estabilidad de precios, sus propuestas no han hecho nada distinto a los peores gobiernos del puntofijismo.

Puedes hacer clic en el gráfico para agrandarlo.

Artículos relacionados:

- El poder es una responsabilidad

- La economía venezolana está mal

- Escasez socialista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Advertencia: Comentarios moderados. Si te expresas con groserías o insultos, tu comentario no será publicado.